Sep20

Crianza Respetosa, Límites y Disciplina Humanizada

Categories // Desarrollo del Bebé

Debemos partir desde la verdad inevitable, que somos los responsables de criar a nuestros hijos (me refiero a los padres o tutores responsables).  Entonces, si somos nosotros los responsables de ejercitar este verbo, no podemos hacer responsable a las demás personas y ambientes de como es el comportamiento de nuestros hijos; Si es verdad que los medios en los cuales se desenvuelven y las personas con las cuales interactúan influyen en cierto grado sobre ellos, no significa que podemos lavarnos las manos y decir que por culpa de sus amigos del colegio, la nueva ciudad, etc., nuestros hijos son como son y aprobar sus acciones.  Además, debemos tener también en cuenta el historial escrito en su ADN, lo cual nos hace aún más responsables de todo.

Entrando en materia, quiero defender este “nuevo” método de educación, al cual la mayoría se refiere equívocamente porque no se toma la molestia de investigar o buscar un orientador capacitado y reconocido (me refiero a quienes lo critican y quienes lo “practican” sin conocimiento alguno).  Ejercer la crianza respetuosamente no significa evitar los golpes y dejarlos hacer lo que les venga en gana para que expresen su libertad y autonomía, como cree la mayoría.  Educar con respeto requiere más trabajo del que imaginamos, porque estamos reconociendo a nuestros hijos como seres humanos inteligentes, capaces de comprender, seguir, decidir y cuestionar, entre otras cosas, de nosotros depende el que aprendan a ejercer estos derechos de la forma correcta.

Hay algo que hace aún menos simple esta práctica, pues si nosotros educamos con respeto, debemos reconocer nuestras falencias y errores a corregir, entendiendo que la mayoría de lo que aprenden nuestros hijos parte del ejemplo que les damos. Entonces, no podemos pretender enseñarles a manejar los momentos de frustración, si reaccionamos agresivamente cada que algo nos molesta.  No podemos enseñarles a nuestros hijos el concepto de compartir, cuando nunca lo practicamos realmente.

¿Por qué no se justifican los golpes?

Sea usted sincero, cada que le da un golpe a su hijo, no lo está haciendo con total relajación y comprensión de su reacción, lo hace porque se frustra, no sabe cómo reaccionar y es casi involuntario cuando lo hace, porque eso mismo le enseñaron de pequeño, que así debía manejar la rabia, expresándola en golpes. Entonces ¿le parece justificable?, es cierto que la violencia solo desata más violencia, inclusive desde acciones insignificantes, por ejemplo:

  • Si le enseño a mi bebé que si se cae porque se enreda la culpa es del piso y le pegamos al piso malo.

Lo sé porque lo he visto mucho, después el adulto se sorprende ¿de dónde sacó el niño esa forma de reaccionar? que cuando algo no le sale como él quiere le pega a todo y lo tira lejos ¡Que cosa más rara!

Ser padre o una persona activa y presente en la vida de nuestros hijos no es cualquier tarea o algo que quiero hacer porque los niños son tan lindos y me gustan. Es serio y debemos asumirlo como tal, no podemos descargar esta responsabilidad en la escuela o peor la televisión, porque somos nosotros los primeros responsables.

Para criar con respeto debemos evaluarnos, cosa que se empieza desde el embarazo o desde que planeamos tener un hijo y si no entendemos, debemos buscar ayuda.  Realmente no es tan difícil, solo debemos ser honestos con nosotros mismos y empezar a reconocer prioridades, es decir, tomar una hora de ver nuestra novela o serie favorita y dedicarla a buscar información válida sobre cómo educar.  Si realmente deseamos ser padre, madre o estar presente en este proceso de forma activa, debemos ser coherentes, no solo pensando en nosotros; Eso sí, jamás piense que debe ser perfecto, porque de los errores aprendemos, no repitiéndolos y mejorando un poco (eso también lo asimilan nuestros hijos desde al vernos aplicarlo).

Educar con respeto es ser consiente que, el niño está aprendiendo a lidiar con un resto de experiencias y sentimientos nuevos, que no viene con una manual impreso que nos dice cómo enfrentar todo y que si hace una rabieta entonces nos está manipulando, porque es un pequeño diablito mal intencionado. Eso está en nuestra cabeza y es usted quien le enseña con la aprobación de ciertos comportamientos, que así conseguirá lo que desea.

También criar con respeto es informarse. Toda decisión que usted tome sobre su hijo es válida y respetable (no cuando es violenta), pero siempre debe primar el tomar esa decisión desde su educación. No tiene usted pretexto alguno para decir que no tiene tiempo o medios para informarse, desde que pueda ingresar a Facebook todo un día a darle me gusta a la foto y compartir publicaciones inútiles créame, no tiene disculpa. Debemos trascender y ser responsables, ya no podemos quedarnos en solo seguir una tradición porque así se hace, cuando podemos acceder a tanta información, eso sí, repito sea responsable y busque fuentes confiables, no cuanto loco se le ocurra decir que así es, lea todo cuanto aparezca en dicha página para comprender si es información real, comentarios, referencias, formación de quien escribe, etc.

Usted jamás estará listo para ser padre o un ser humano ejemplar, a eso se refiere la crianza basada en el respeto.  Porque así como usted no es perfecto y necesita corregir ciertas cosas para mejorar, también debe entender que su hijo menos y respetar este proceso, con un acompañamiento sincero; Su hijo podrá no saber comunicarle hablando lo que piensa, pero entiende muy bien sus acciones y palabras (sea muy CONSCIENTE de esto), por consiguiente piense antes de actuar o decir, porque tiene a alguien siguiendo sus pasos.

Por sobre todo lo anterior, nada le quita lo emocionante o lo mucho que se puede disfrutar la paternidad, si todo lo hacemos con amor es más posible, no desmerite este sentimiento que le impulsa desde que conoció que iba a ser padre, porque es su principal motor para ser y seguir.  Véalo de la forma positiva, ser padre es un continuo aprender y descubrir, pues todo el tiempo estamos en continua formación y nunca es tarde para aprender y corregir, deje de lado los pretextos y haga valer ese regalo que recibió, haga válido ese amor y vívalo, con RESPETO. 

Artículo de opinión escrito por Edith Cala Calderón

Ella vive en Bucaramanga, es madre de dos hermosa princesas y está casada con un maravilloso hombre. Antes de ser madre trabajó en el área administrativa de distintas empresas y por cosas del destino ​estudió educación preescolar y desarrollo infantil. Ahora se dedica de lleno a su hija, sigue estudiando y ha obtenido el valor que le faltaba para empezar a escribir.

Leave a comment

Para dejar un comentario debes registrarte o ingresar a tu cuenta.