Mayo13

Higiene y Ropa en el Embarazo

Categories // Embarazo

Higiene y Ropa en el Embarazo

Durante la gestación, la madre debe cuidarse a sí misma por su propio bien y el de su bebé

Los cuidados giran en torno a la alimentación, el sueño y descanso, la higiene y la ropa adecuada, el ejercicio, la recreación, la sexualidad y la asistencia a los controles. Ya hemos tratado el tema de la alimentación, por lo que ahora nos centraremos en los cuidados corporales y la ropa adecuada para esta etapa. 

Conócelos con WOM:

Lo ideal es que la madre gestante continúe con el patrón de vida que ha tenido antes de la gestación siempre que éste sea normal; no obstante, los cambios que trae consigo el embarazo implican contemplar algunos consejos en cuanto al cuidado corporal. Veamos algunos de ellos:

El baño diario debe hacerse a un temperatura media (unos 32 grados centígrados). Además, la madre debe tener mucho cuidado de no caerse en la ducha; en especial, al final de la gestación cuando el equilibrio se altera por los cambios corporales.

El aseo de los genitales debe hacerse con especial cuidado ya que durante la gestación se puede presentar cierta cantidad de flujo blanco derivado de los cambios hormonales. Este tipo de flujo es normal; no obstante, si la secreción vaginal se vuelve amarillenta o verdosa y de mal olor puede indicar una infección vaginal y será necesario consultar al médico. En ningún caso deben hacerse duchas vaginales, ni echarse desodorantes íntimos o sustancias con alcohol. Para evitar las infecciones a este nivel también se debe poner atención a la ropa interior que se utiliza; la ropa interior de nylon no es aconsejable ya que disminuye la ventilación y acumula la humedad; es preferible utilizar ropa interior de algodón. 

El cuidado de los pies también merece atención especial. Este cuidado incluye hacerse un aseo con mayor frecuencia porque durante la gestación se aumenta la secreción de las glándulas sudoríparas a este nivel. De otro lado, los zapatos a usar deben ser cómodos, bien ajustados y de tacón bajo o mediano; no deben utilizarse zapatos altos ya que modifican el centro de gravedad de la madre que de por sí ya está afectado y pueden darse caídas con mayor facilidad.

Los senos debe ser lavados diariamente y secarse bien; esto es importante porque durante la gestación puede haber secreción de pequeñas gotas de calostro que se secan en el pezón y si se dejan allí pueden sensibilizarlo y agrietarlo. El brasier a utilizar debe ser cómodo y a la vez dar un adecuado soporte. El cuidado de los senos durante la gestación es de gran importancia por el papel que cumplirán posteriormente en la lactancia materna, por este motivo, WOM tratará este tema en un boletín educativo aparte. 

La gestante debe utilizar ropa cómoda que facilite sus movimientos. Debe evitar los cinturones y las fajas apretadas y en general, todo lo que comprima ya que se puede afectar el retorno venoso y esto favorece la aparición de las várices.

La higiene oral es otro punto al que se le debe prestar atención. Durante todas las etapas de la vida se debe utilizar el cepillo y la seda dental para el control de las caries, evitar la inflamación de las encías y mantener un buen aliento. Este cuidado debe atenderse de manera especial al principio de la gestación, cuando las náuseas y el vómito pueden llegar a darse por el estímulo del cepillo en la boca; para evitar este estímulo procure que el cepillo no toque la parte de atrás de la cavidad bucal.

Un último punto a considerar se refiere al uso de cremas luego de la higiene corporal. En este sentido no olvide el uso del bloqueador solar y el uso de cremas corporales que puedan ayudar a controlar, en parte, las estrías abdominales; las cuales aparecen a raíz de la sobredistensión del abdomen. 

Esperamos que estos consejos sean útiles para ti y los pongas en practica!

Recuerda que este artículo es una guía que WOM construye para ti, adicionalmente te recomendamos consultar siempre a tu médico. 

Leave a comment

Para dejar un comentario debes registrarte o ingresar a tu cuenta.