Abr30

¿Cómo alimentar a mi bebé?

Categories // Lactancia y Alimentación

Hoy continuamos desarrollando el tema de la Lactancia Materna, porque nuestra empresa está comprometida en incentivar esta importante práctica!

En este artículo se tratará de dar respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes que tienen las madres sobre aspectos técnicos y prácticos de la Lactancia, específicamente para saber cómo alimentar al bebé.

1. ¿En qué momento debo iniciar la lactancia?

La primera toma debe iniciarse lo más rápido posible, ojalá se realice en la primera hora y ojalá se haga en la misma sala de partos, ya que de esta forma se favorece el contacto piel con piel y se aprovecha el primer periodo de reactividad del recién nacido. El contacto piel con piel contribuye con la adaptación del bebé a la vida por fuera del útero y favorece el vínculo con la madre y con la lactancia.

2. ¿Cada cuánto debo pegar el niño al pecho?

No hay una norma estricta en este sentido pues cada bebé es diferente. La recomendación es que las tomas sean frecuentes y se realicen de acuerdo con la demanda del bebé. Se aconseja que estemos atentos a los signos que indican que el bebé está dispuesto a mamar para pegarlo al pecho en ese momento y no cuando esté llorando pues éste es un signo tardío de hambre; sacar la lengua, chuparse los puños y moverse en la cuna, son algunos de estos signos.

3. ¿Por cuánto tiempo debo pegar el niño al pecho?

La duración de las tomas también es variable. Se aconseja pegar al niño primero en uno de los pechos hasta que éste se vacíe por completo, debido a que la leche del final es la más rica en grasa, la que provoca la sensación de saciedad y la que hace que el lactante deje de mamar cuando ya ha recibido la leche suficiente. Si el niño no vacía completamente el último pecho, la toma siguiente deberá iniciarse en este pecho.

4. ¿Cómo debo pegar el niño al pecho?

La posición del niño y la madre es muy importante para lograr que esta práctica sea eficaz. Para iniciar, la madre debe adoptar una posición cómoda, relajada, sin ningún tipo de tensión; puede ser sentada o acostada. Luego debe colocar al niño de tal forma que quede con su boca de frente a la altura del pezón, sin que tenga que girar, flexionar o extender el cuello; su cuerpo debe estar en contacto con el vientre de su madre y debe estar bien sostenido. Una vez se tenga el niño frente a la madre de la forma indicada se debe introducir tanto el pezón como la areola a la boca para que pueda chupar adecuadamente.

Hay elementos que te pueden ayudar a adoptar esta posición fácilmente como los cojines de lactancia que puedes ver aquí.

5. ¿Qué otras cosas debo tener en cuenta con respecto a la posición?

Veíamos que el niño debe estar frente al pecho, su cuerpo debe estar próximo al de su madre y sostenido por completo; además, debe estar derecho, no curvado o doblado. Adicional a esto, es necesario evitar que la nariz del niño quede aplastada contra el pecho; y si éste (el pecho) es demasiado grande se puede sujetar desde la base o en forma de copa, evitando que los dedos de la madre dificulten el buen agarre del pecho.

 

A continuación encontrarás productos que te ayudan en la lactancia, haz clic aquí. Te invitamos a que nos comentes buenas prácticas de lactancia o que te sirvió en tu caso.

Lee también la primera parte de este artículo: "Los Beneficios de la lactancia Materna" y "Cómo Alimentar a mi bebé. Segunda Parte"

 

Recuerda que este artículo es una guía que WOM construye para ti, adicionalmente te recomendamos consultar siempre a tu médico.

Material escrito por: Gloria Angel Jiménez, Enfermera Profesional RUN 11161.

Leave a comment

Para dejar un comentario debes registrarte o ingresar a tu cuenta.