Oct04

¿Soy una buena madre?

Categories // Vida en Familia: Padres y Madres

Últimamente he visto esta pregunta muy a menudo… Pensaba que solo me la hacia yo.

Es difícil afirmar si se es buena madre o no, sobretodo teniendo en cuenta que existen muchos tipos de culturas y tradiciones que nos hacen familias únicas.

Todas al ser primerizas, nos preguntamos si realmente lo estamos haciendo bien y después, también. Además, existe un bombardeo gigante de información, a veces contradictoria, que nos ataca y nos hace dudar la mayoría del tiempo.

Personalmente, decidí quedarme en casa y dedicarme 100% a mi cachetona, lo cual en muchos de los casos es reprochado y lo viví en mi propia familia. Entonces, dudé en muchas ocasiones, como es lógico.

Me gusta trabajar, estudio y como estudiante soñé y sueño ejercer y ayudar en el proceso. Y debo decir que antes de nacer la gorda pensaba reanudar mis labores lo más pronto posible. Pero después de pasar mucho tiempo con ella la duda me embargó y cada vez se hacía más complicada la idea. Si mi madre me acompañó, mi hija merecía lo mismo. Después de evaluadas las condiciones, tomamos la decisión, mi esposo y yo de quedarme en casa y ninguno se arrepiente de estar así.

Soy Buena MadrePero, es mi caso. No todas las madres cuentan con mis posibilidades y eso nos hace únicas. Así que, es muy normal y nada reprochable el ver algunas salir a trabajar.

Así pasa con todas las decisiones que tomamos sobre ellos. Es normal que existan tropiezos y que alguien incluso dentro de nuestro círculo no esté de acuerdo y eso no está mal. El problema está cuando somos tercos y nos negamos a escuchar (hablo de ambas partes). Quienes no lo viven y sobretodo quienes no han tenido hijos, sólo deben dar su opinión cuando les es solicitada y sin intentar imponerse, pues nunca se conoce realmente que situación vive la mamá.

Además, ya tenemos suficiente con estar experimentando un sin número de situaciones nuevas propicias para cometer errores (lo cual no está mal), como para ser menospreciado nuestro esfuerzo.

Eso si, que quede claro que no pretendo justificar los actos de negligencia, violencia, etc... De aquellas madres que parecen no amar a sus hijos y ante las cuales si se debe imponer una sanción, pero eso sería en casos espero aislados y extremos.

Cada madre tiene derecho a investigar, llorar, desesperarse, pedir auxilio, decidir sola, en fin, a ser mamá. Después de todo cada una debe aceptar después las consecuencias de sus acciones, hayan sido buenas o malas.

Yo, personalmente estoy de acuerdo con el afirmar que todas somos la madre perfecta para cada uno de nuestros hijos, siempre y cuando actuemos con amor.

La duda esta, y siempre habrá momentos de dolor en los cuales parece que no podemos, que no es para nosotros. Créanme, nunca tendremos un reto más grande que nuestra capacidad no pueda enfrentar.

Insisto, actuemos con amor, que ese sentimiento despierta nuestro sentir más puro.

Y si eres de esas madres que no puede pasar todo el tiempo con ellos, aprovecha lo poco, disfrútalo en los pocos segundos que puedas, contémplalo en las noches, juega los finés de semana, bésalo y abrázalo mucho, habla con él, proyecta confianza. Pues, no se trata de recuperar el tiempo, se trata de aprovechar el que se tiene por poco que sea.

Vivamos, con ellos, con sus sonrisas, son nuestros pequeños milagro de vida.

Escrito por Edith Cala Calderón

Ella vive en Bogotá, es madre ​​primeriza de una hermosa princesa y está casada con un maravilloso hombre. Antes de ser madre trabajó en el área administrativa de distintas empresas y por cosas del destino ​estudió un poco de educación preescolar y desarrollo infantil. Ahora se dedica de lleno a su hija, sigue estudiando y ha obtenido el valor que le faltaba para empezar a escribir!

 

Leave a comment

Para dejar un comentario debes registrarte o ingresar a tu cuenta.